Con piques despidieron a «Sebas»

0
99

En medio de una multitud, con camisas, globos blancos y piques de motos, sobre las 3:00 de la tarde del domingo nueve de junio, en Carepa, fue despedido Sebastián Rueda Agudelo 19 años de edad, quien murió en la madrugada del día anterior al chocar en su moto contra el también motociclista Juan Fernando Giraldo Moreno de 18 años de edad, quien al cierre de la presente edición seguía recluido en la Clínica Panamericana de Apartadó.

Los hechos son materia de investigación por parte de las autoridades, quienes realizaron la inspección al cadáver en el centro asistencial:

“El accidente fue como a las 2:00 de la madrugada del sábado, no hubo testigos pero hay muchas versiones. Supuestamente el occiso salía de la carrera 68 a coger la del Cementerio por Don Tranquilo y en ese momento iba pasando la otra moto. Otros dicen que venía adelante e iba a girar y el otro siguió de largo colisionando, hay personas que dicen que tenían diferencias y siempre que se encontraban peleaban», le dijo una fuente a La Chiva de Urabá.

Sebastián falleció en la Clínica Panamericana y Juan es atendido por fractura en una mano, laceraciones y contusiones.

«Sebas era un niño muy valioso, muy alegre, cordial, respetuoso y buen amigo. Los muchachos dicen que «Careperro», como le dicen al que sobrevivió, le tiró la moto encima en esa oscuridad del Cementerio», dijo un allegado al fallecido.

Rueda trabajaba en Zungo Embarcadero, le apasionaban las motos y los perros, le gustaba pasear con su mascota o practicar stun, vivía en el barrio 12 de octubre de Carepa, donde fue velado y previo al inicio del cortejo fúnebre, amigos hicieron piques.

El papá, quien es taxista, subió como parrillero y acompañó a uno de los Stun a hacer piruetas y al bajar fue aplaudido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here