El Río Apartadó dejó en la calle cerca de 600 familias

0
97

El sábado 18 de mayo las fuertes lluvias provocaron el desbordamiento del Río Apartadó, causando inundaciones en el corregimiento San José de Apartadó y 16 barrios, especialmente en El Concejo, San Fernando, La Esperanza, La Esmeralda, Las Brisas y Primero de Mayo.

A las 4:00 de la tarde empezaron a caer las primeras lluvias, a los 30 minutos el aguacero fue torrencial. Sin embargo, la comunidad del casco urbano estaba tranquila porque parecía una lluvia de rutina, pero a las 5:30 de la tarde los habitantes de San José de Apartadó emitieron las alertas ante las autoridades sobre el aumento del caudal del río.

«Estamos en riesgo de que el río se pueda llevar las casas del corregimiento, el muro de contención no tiene la suficiente altura para proteger las comunidades, el caudal sigue creciendo y las lluvias no se detienen, no queremos lo mismo que pasó en Mocoa, la fuerza del agua dañó un espolón«, dijo en un video Rúber Mario García, habitante de San José de Apartadó.

En ese corregimiento un poste de energía cayó sobre una vivienda generando cuantiosas pérdidas materiales. El río arrastró dos vacas y tres bestias.

A las 6:00 de la tarde el Alcalde de Apartadó, Eliécer Arteaga, alertó a la comunidad por medio de La Chiva de Urabá y convocó a los organismos de socorro a estar alerta.

A las 7:00 de la noche los transeúntes se ubicaron en los puentes a ver el caudal del río por donde pasaban palos, colchones, enseres, ropa y un balón.

Faltando 15 minutos para las 8:00 empezó a desbordarse el afluente sobre la cancha de San Fernando, de inmediato las comunidades comenzaron a correr la voz: «Se metió, saquen las cosas», eran las palabras de varios habitantes.

Sobre la Primera de San Fernando, una patrulla de la Policía llegó y atravesó el vehículo sobre la vía para evitar que circularan automotores. Las comunidades empezaron a alzar los enseres, desconectaban electrodomésticos, algunos oraban mientras otros lloraban, sacaban al terreno más alto los colchones, chifonieres, niños y mascotas. La gente trataba de sacar el agua con baldes y escobas, pero no fue suficiente, el líquido seguía subiendo y una familia cargaba a un adulto mayor que no podía caminar.

A las 10:00 de la noche las autoridades reportaron que había disminuido el caudal pero quedaban cuantiosos daños en electrodomésticos, muebles y enseres. Algunas familias siguieron sacando el lodo y otras pidieron posada.

Al día siguiente la Alcaldía de Apartadó reportó un censo de aproximadamente 600 familias damnificadas y declaró la urgencia manifiesta para atender la emergencia.

Los sectores afectados fueron el barrio El Concejo con 68 familias, 118 de Las Brisas, La Esmeralda 70, La Esperanza 136 y San Fernando 121. Las veredas más afectadas fueron Salsipuedes y La Balsa.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here