En Capurganá, por negligencia dejaron morir a niño de cuatro años de edad

0
12

La mañana del martes 12 de noviembre, en medio de protestas de la comunidad, fue sepultado en Acandí, Chocó, Yarlinson Estrada de 4 años de edad, quien según las denuncias, murió por presunta negligencia médica y administrativa en el Hospital Ascario Barbosa.

La Chiva de Urabá habló con Ana Julia, madre del menor, quien relató que el viernes llevó al niño con fiebre alta al centro asistencial, donde fue atendido con acetaminofén y baños de agua fría.

«Lo mandaron para la casa, al siguiente día no podía caminar y le dolía la pierna, y el domingo amaneció con la rodilla hinchada. Lo llevé nuevamente al Hospital y le pusieron un poco de inyecciones, esas inyecciones le dieron fue alergia porque ellos no hicieron ningún examen para saber qué tenía, nunca me dijeron qué enfermedad padecía porque no había bacterióloga, les dije que me lo mandaran para afuera».

La madre cuenta que lo ingresó a las 3:00 de la tarde del domingo y a las 5:30 el médico realizó el documento de remisión: «Me dijeron que fuera a buscar la ropa, cuando llego me dicen que lo van a dejar amaneciendo porque lo veían bien, pero yo insistía en que estaba mal, se fueron y no me prestaron atención, me puse a llorar».

La familia inició nuevamente a presionar para el traslado a las 5:00 de la mañana del lunes 11 de noviembre, cuando el menor se hinchó por retención de líquidos, y según la madre, estaba frío y morado: «Dijeron que era normal, pero cómo iba a ser normal eso, dijeron que no podían hacer más nada, que había que esperar que la panga saliera. Cargué a mi niño y vomitó tres veces, a la tercera me lo quitaron y cuando lo cogieron se murió, y ahí sí habían tres pangas para sacarlo. Ya estaba muerto pero no me decían nada, al rato salieron y dijeron que necesitaban a la mamá del niño, era para decirnos que ya estaba muerto, pero lo estaban ocultando».

Yarlinson murió a las 7:21 de la mañana, y su madre contó que cuando su hijo murió el médico dijo llorando que tenían todo el derecho en demandar: «Nos dijo llorando ´si me van a demandar está bien, porque yo tuve parte de la culpa porque la mamá me dijo que lo sacáramos´ le dijo a la suegra mía porque él era padre. Dijo que tenía culpa él y la encargada de la EPS porque cuando él hizo la remisión a las 5:30 A.M. estaba llamándola, pero no le contestó, y le escribió por WhatsApp pero le apagó el teléfono».

La Alcaldesa Lilia Isabel Córdoba asistió al sepelio, lamentó el hecho e informó que solicitó a la IPS un informe con los procedimientos que realizaron. Pero ni la EPS, IPS o la Secretaría de Salud, se habían pronunciado sobre el caso.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here