Editorial | Cárcel por abuso sexual

0
73

EDITORIAL | La Chiva de Urabá


Desde el año 2014 hasta mayo de 2019, cerca de 600 personas han sido judicializadas en Urabá y el Darién Chocoano por los delitos relacionados con menores de 14 años de edad, entre ellos:

Acceso carnal violento, acto sexual violento, acceso carnal o acto sexual en persona puesta en incapacidad de resistir. Acceso carnal abusivo en menor de catorce años, acceso carnal abusivo, inducción a la prostitución, proxenetismos en menor de edad, constreñimiento a la prostitución, estímulo a la prostitución, estímulo a la prostitución con menores, demanda de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años, pornografía con menores, turismo sexual, utilización y facilitación de medios de comunicación para ofrecer servicios sexuales de menores.

Todos estos delitos involucran a personas mayores de edad, a adultos mayores y a 30 mujeres.

De hecho, hace algunos años, más de la mitad de los internos de la cárcel Villa Inés del Reposo, estaban presos por haber sostenido cualquier tipo de relación sexual con menores de 14 años de edad.

Incluso hay quienes alegan haber tenido relaciones sexuales con el consentimiento del menor de 14 años, o seducidos por el niño o la niña, pero la ley castiga tajantemente es la relación sexual, aunque haya consentimiento de por medio. Un solo niño o niña puede hacer judicializar a un número indeterminado de adultos.

Una caricia, un toque, una insinuación de carácter sexual podría dejar a un adulto entre 9 y 35 años en la cárcel.

El padre de familia que consciente que la novia o el novio menor de catorce años, de su hijo o hija, permanezcan en su casa y tengan relaciones sexuales podría verse incurso en líos judiciales y hasta ser condenado por algún tipo de las conductas punibles anteriormente descrita.

A los niños se les orienta y se les respeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here