Editorial | Coronavirus

0
124

EDITORIAL | La Chiva de Urabá


El Coronavirus no distingue clase sociales, y aparentemente ha golpeado más y ha hecho portadores de su mensaje de muerte a quienes por uno u otro motivo tienen que viajar alrededor del mundo.

Parece que el único país que tuvo los pies bien puestos sobre la tierra y entendió la gravedad del asunto fue China, pues construyó un hospital en 12 días solo para atender a los enfermos del Virus, y aunque murieron más de tres mil personas, han anunciado que al menos en Wuhan han derrotado la enfermedad.

España e Italia se demoraron para tomar las medidas o no fueron contundentes, y han pagado con centenares de muertos e infectados, pero no se rinden; gobiernos y ciudadanos dan la batalla.

Todos los pueblos grandes y pequeños de la aldea global han entendido que la amenaza es real, cambian lujos, bienestar pasajero y se unen por encima de las ideologías, y arriesgan la estabilidad económica a cambio de la vida…

Los países latinoamericanos, y en el caso particular de Colombia, después de 54 casos al cierre de la presente edición, la gente que llegaba del extranjero lo hacía sin control, como ocurrió con Nairo Quintana, quien a su regreso de Francia, en el aeropuerto nadie le dijo nada. Además, el sistema de salud es perverso.

Por esa razón los ciudadanos tenemos que cuidarnos y cuidar al vecino.

Hay que hacerle caso a las campañas de prevención, hay que estar en casa hasta donde sea necesario, no es cosa de Petro, ni de Uribe, ni de Duque, ni Caya o Ñeñe, y si bien es cierto que mueren niños de hambre, de Dengue, y otras enfermedades, el Coronavirus nos ha unido por su alto impacto, y porque nunca antes la humanidad se había asustado tanto.

A esta hora el mundo se mueve de un lado a otro; hay que prevenir, y en Urabá, de la mano de Dios, le ganaremos la batalla al Coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here